Leveraged Buyout

El Leveraged Buyout (LBO) es una operación financiera de adquisición empresarial donde compras la futura liquidez, los activos (y posible venta) y los ahorros fiscales resultantes del incremento de los gastos financieros.

La venta de activos se realiza cuando el flujo de liquidez es insuficiente para atender el endeudamiento de la empresa adquirida.

Leveraged Buyout (LBO) o COMPRA APALANCADA

Esta fórmula financiera consiste en financiar parte del precio de adquisición de una empresa mediante el empleo de deuda. Así, la deuda queda asegurada por el patrimonio o capacidad crediticia del comprador sino, y esta es la diferencia, por los activos de la empresa adquirida y por sus futuros flujos de caja. Después de la adquisición, el ratio de endeudamiento (o apalancamiento: deudas/fondos propios) de esta última suele alcanzar valores muy altos.

El origen del Leveraged Buyout (LBO)

El nacimiento del Leveraged Buyout (LBO) como fórmula financiera empleada en las operaciones de concentración empresariales se debe a los siguientes factores:

1. La existencia de productos financieros del estilo de los bonos basura
2. La alta inflación y desempleo (estanflanción) existente a finales de la década de los años 70 del siglo pasado
3. Los altos flujos de caja de determinados sectores industriales

En definitiva, se populariza una estrategia financiera ofensiva y defensiva en el campo de las concentraciones empresariales.

Opt In Image
IBolsa

El manual de inversión elaborado con pasión

¿Cómo lograr que la gente rentabilice al máximo y reduzca al mínimo el riesgo de sus activos?

Suscríbete a la Zona VIP de franjesuslopez.com / Blog EmprEnderE y accede gratis al contenido de este EBook que te ayudará a disminuir los riesgos y aumentar la rentabilidad de tus inversiones.

Acceso Zona VIP

Fundamentos para pensar en el Leveraged Buyout (LBO)

La base de todo el proceso radica en la diferencia entre el valor de mercado y real de una empresa. El cálculo de las diferencias existentes considera el neto patrimonial y la actualización de los flujos de caja esperados. Las empresas adquiridas a través de este mecanismo presentan estas características:

1. Tienen beneficios consistentes y estables
2. Nivel de endeudamiento bajo
3. Líneas de productos maduros y bien establecidas en el mercado

Las empresas con estas características proporcionan la base sobre la que asegurar los préstamos sobre los activos, o los ingresos de cara a los distintos préstamos. Se trata, en terminología de la matriz BCG, de una empresa del tipo “vaca lechera”.

Esta empresa servirá para financiar su propio proceso de compra. Además, alimentará después a otros negocios aunque su propio funcionamiento a largo plazo sufriese un deterioro.

Inversores que piensan en y ejecutan el Leveraged Buyout (LBO)

La institución compradora que lanza el LBO está formada por inversores que trabajan en la propia empresa destacando las siguientes:

1. Managament Buyout (MBO)

La institución compradora que lanza la operación LBO son los directivos de la empresa a adquirir. En este caso no encontramos ante lo que se conoce como compra por la dirección.

2. Leveraged Employee Buyout (LEBO)

La institución compradora que lanza la operación LBO son los propios empleados de la empresa a adquirir. En este caso no encontramos ante lo que se conoce como compra apalancada por los empleados.

El motivo principal por el que estos dos grupos lanzan una oferta sobre la empresa en que trabajan, no es tanto el ganar dinero rápidamente, sino el poner a la empresa en una dirección adecuada. Esta estrategia impulsa a la empresa hacia un aumento de valor motivado por la reducción de conflictos de intereses entre la dirección y los accionistas.

La deuda del Leveraged Buyout (LBO)

La deuda que se adquiere en una operación de LBO puede ser principal y subordinada. Se denomina deuda principal a aquella cuyos propietarios tienen el derecho de cobrar sus intereses con prioridad con respecto a otros tipos de deuda. Esta última recibe el nombre de deuda secundaria o subordinada.

La deuda principal puede estar asegurada con los activos de la empresa comprada u otro tipo de garantías. En cambio, la deuda secundaria (financiación de entresuelo) sirve para complementar la financiación de la adquisición no cubierta por el principal. Ésta última es una financiación de categoría intermedia entre la deuda principal y los recursos propios.

Los prestamistas de deuda subordinada recibirán intereses si hay beneficios, por lo que al inversor se le ofrece un rendimiento superior al otorgado a la deuda principal (bono basura). El inversor que participa en el LBO coloca su dinero en todas las categorías de deuda utilizados.

Opt In Image
IBolsa

El manual de inversión elaborado con pasión

¿Cómo lograr que la gente rentabilice al máximo y reduzca al mínimo el riesgo de sus activos?

Suscríbete a la Zona VIP de franjesuslopez.com / Blog EmprEnderE y accede gratis al contenido de este EBook que te ayudará a disminuir los riesgos y aumentar la rentabilidad de tus inversiones.

Acceso Zona VIP

Estructura financiera del Leveraged Buyout (LBO)

Cada LBO es diferente y, por ello, requiere de una estructura financiera cuidadosamente seleccionada. Esta estructura satisfará los complejos acuerdos firmados a través de tres modelos básicos de las operaciones de concentración.

Cada alternativa plantea diferentes necesidades de liquidez, efectos fiscales y grado de control del proceso por parte de la compañía adquirente. Aunque existen diversas formas de concentración, cada día más, podemos aglutinarlas en los siguientes modelos básicos:

1. Fusión

En la compra mediante fusión, la empresa adquirida es absorbida por la adquiriente (Fusión por absorción), desapareciendo la personalidad jurídica de la adquirida.

Si la fusión es por nueva creación, la empresa adquiriente y la absorbida pueden transmitir en bloque sus patrimonios a una empresa subsidiaria, que surge como consecuencia de la operación. Aunque la finalidad de esta empresa subsidiaria es su utilización como vehículo de transferencia sirve para simplificar la fusión.

Cuando terminan las negociaciones, se establece el precio de compra y se realiza el canje de los activos de la empresa adquirida por los títulos de la adquiriente. La sociedad adquiriente y adquirida serán disueltas, pasando todos los accionistas a serlo de la subsidiaria.

2. Compra de Activos

En la compra de activos, el grupo inversor suele crear una empresa intermediaria que adquiere todos los activos asumiendo parte o la totalidad de las deudas de la empresa objetivo. Lógicamente, las deudas están aseguradas con los activos recién adquiridos.

3. Oferta Pública de Adquisición de acciones (OPA)

Esta alternativa se puede instrumentar mucho más rápido que las anteriores. ¿Por qué? Es muy simple, la oferta pública de adquisición de acciones (OPA) no requiere el voto de los accionistas de la empresa adquirida. Para que esta alternativa progrese, el grupo inversor suele ofrecer un sobreprecio a los accionistas actuales.

Los recursos financieros para llevar a cabo esta operación disminuyen considerablemente respecto de las operaciones de concentración. El pago de las acciones de la empresa adquirida se puede realizar con acciones u obligaciones de la empresa adquiriente.

Evolución actual del Leveraged Buyout (LBO)

En los últimos años, las operaciones de LBO han experimentado una fuerte expansión en paralelo con:

1. El desarrollo de los mercados de transferencia de riesgo y
2.
La negociación en los mercados secundarios de préstamos y deuda con un grado de riesgo elevado (por el alto nivel de apalancamiento del acreditado)

La financiación mediante deuda con elevado grado de riesgo recibe, en los mercados de crédito, el nombre de Leveraged Finance. Este tipo de financiación ha experimentado una fuerte expansión gracias a la posibilidad de redistribución del riesgo en los mercados mediante los denominados «derivados de crédito» (Credit Derivatives). Estos derivados han facilitado la adopción de nuevas estrategias de negocio de algunos grupos bancarios, especialmente en Estados Unidos.

Estas estrategias, que se engloban bajo el denominado originate to distribute approach, consisten en la concesión de financiación para la posterior transferencia de los riesgos a otros agentes y mercados. De esta forma, dicha financiación desaparece de los balances bancarios y pasa a manos de otros agentes que, en algunas ocasiones, movilizan, a su vez, dicha deuda mediante la emisión de nuevos pasivos que tienen como colateral la deuda que han comprado. Este es el caso, por ejemplo, de los vehículos de Collateralised Debt Obligations (CDO), que emiten deuda tomando como colateral la deuda adquirida.

Sígueme

Franco López García

Soy autor y fundador de este blog, actividad que realizo como fusión entre la economía y mi atracción por las nuevas tecnologías. Un economista 2.0

Hace más de una década que soy C(hief) E(xecutive) O(rder) y, desde hace dos, realizo colaboraciones en el ámbito de la Auditoría y Consultoría de Negocio.
La suma de mis inquietudes y experiencia profesional es la inspiración del Blog: acercar la economía real a profesionales y empresarios a través de la red.
Franco López García
Sígueme

Latest posts by Franco López García (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.